Ya viene la primavera

Hay algo especial, primigenio, en observar caballos salvajes en un lugar donde ya existian antes de ser domesticados. Cierto, a lo largo de los milenios ha habido idas y venidas, los animales han sido manejados, han venido ejemplares de fuera… pero lo cierto es que aun hoy en dia, en estas montañas siguen viviendo caballos que nacen, se reproducen y mueren en libertad, en su habitat original y sometidos a la depredación de su depredador natural, el lobo. Definitivamente, es un privilegio poder fotografiarlos. Este año la primavera viene tardía…